El cine de F. J. Ossang


Ossang es una de las miradas más particulares del cine francés actual y uno de los representantes más célebres y estimados de la cultura punk.


Ossang en 1979.

Lima, 10 de abril de 2019 (Por Mónica Delgado).- El cineasta francés F.J. Ossang siempre estuvo cerca de nosotros. En “9 doigts” (2017), su film más reciente, asoma el puerto del Callao como posibilidad de libertad, mientras que en conversaciones entre amigos ha dejado entrever su fascinación, como poeta que es, por Vallejo o César Moro. Apasionado por América Latina y su cultura, en “Docteur Chance” (1997) no tuvo mejor idea que lograr que el gran Joe Strummer, líder de The Clash, encarne a un desclasado que se consuela en un bunker en medio de la nada, en unas crudas estepas chilenas, o que en su visita a un festival sureño declarara que Argentina es parte de su mitología personal.


Escritor, músico y cineasta de culto, Ossang es una de las miradas más particulares del cine francés actual; a través de casi una decena de films ha logrado plasmar un universo expresionista exclusivamente en celuloide, para cimentar sus fabulaciones románticas, de hombres en búsqueda y de mujeres que están allí para dar una cuota de ambivalencia o seducción.


Es imposible ver las películas de Ossang sin advertir el desenfado y afrenta punk, desde “La Dernière Énigme” (1982), un manifiesto antiterrorismo de estado, hasta el mencionado “9 doigts”, de humor soterrado, en los cuales ha patentado una marca en la que prima el blanco negro estilizado y canciones o melodías compuestos por su propia banda, los Messageros Killers Boys. Y es punk no porque sea explícitamente salvaje, pues no se trata de producción do it yourself, sino porque hay un desencanto al describir universos de opresión que él sabe reflejar muy bien en atmósferas de film noir, con femme fatales y espías de pesadez existencial huyendo en medio de la niebla. Del desierto de Atacama a las montañas de las islas Azores, de París a las fantásticas islas Perras, Ossang ha establecido una cartografía a punta de excluidos y disidentes, solo soberanos en imaginarios policiales donde pareciera que el futuro está muerto.

Organizado por:

Suscríbete

Con el apoyo de:

Al Este es miembro de:

© 2020 by SODA FILMS